Destacado1

Cómo afectan los incendios forestales a los embalses

Cómo afectan los incendios forestales a los embalses

El fuego, si bien es un componente natural en algunos ecosistemas, sus efectos se observan en distintos niveles, siendo las serranías y el pie de monte las áreas más susceptibles de ser afectadas por la erosión.
Los efectos de los incendios sobre los embalses dependen de las características orgánicas y humedad del suelo, de la severidad de los incendios y del régimen hidrológico. En áreas donde el suelo ha quedado expuesto por incendios, generalmente se incrementa la exportación de fósforo y nitrógeno.
Debido a la negligencia del hombre, al año hidrológico seco y a las condiciones meteorológicas se crean escenarios óptimos para provocar focos de incendios de diversa magnitud en las cuencas de los embalses que constituyen importantes de provisión de agua además de atractivos turísticos.
Algunas de las consecuencias de estos incendios son: la destrucción de biodiversidad, el aumento de la desertificación, la erosión y la contaminación del agua
Las cenizas tras el paso del fuego cubren el suelo temporalmente formando una capa de espesor y características físicas y químicas variables, las cuales dependen del material original y de la severidad del incendio. Estas influyen en los ciclos biogeoquímicos, incluido el del carbono, modifican las tasas de infiltración del suelo y la generación de escorrentía, controlan las tasas de erosión y alteran las propiedades físicas y químicas de los suelos. Incluso después de ser lavadas, disueltas o erosionadas, seguirán influyendo en los ciclos de la materia y la energía al modificar las propiedades del agua y de los suelos donde se incorporen.

Eutrofización
Los incendios contribuyen a la eutrofización de los embalses ya que aportan cantidades crecientes de nitratos solubles y material en suspensión, que arrastra minerales poco solubles de fósforo.
Esto produce un aumento de la productividad biológica en los embalses, en respuesta a un mayor aporte de nutrientes, lo que desencadena concentraciones de materia orgánica cuya descomposición supera la capacidad de autodepuración aeróbica del lago: se agota el oxígeno disuelto en las aguas y las masas algales se descomponen por putrefacción, con consecuencias deletéreas para el ecosistema lacustre y para el agua como recurso.

Por eso es de vital importancia preservar a la región de los incendios, tomar todas las precauciones necesarias para evitarlos y contribuir con acciones que eviten la degradación de las cuencas.

Fuentes:
Efecto de los incendios en la calidad del agua de los embalses San Roque y Los Molinos – INA (Instituto Nacional del Agua.
https://www.ashestolife.es/fuego-y-agua-impacto-de-los-incendios-en-el-ciclo-hidrologico/
http://unciencia.unc.edu.ar/2017/abril/eutrofizacion_embalse_san_roque_ame_ferral_solis.pdf/at_download/file

Posted by in Destacado1, Sin categoría
Usinas Casa Bamba y Molet, hitos del desarrollo eléctrico en Córdoba

Usinas Casa Bamba y Molet, hitos del desarrollo eléctrico en Córdoba

Foto: Google

Aguas abajo del embalse del lago San Roque fue el escenario donde se instalaron las primeras usinas hidroeléctricas que generaron electricidad para la ciudad de Córdoba. Primero fue Casa Bamba en 1897, luego se construyó Molet en 1901, la Calera en 1911 y por último la central San Roque de 1959. Entre estas usinas, Bamba y Molet representan dos hitos en la generación hidroeléctrica por su historia y significación. Ambas quedaron fuera de servicio en la década del sesenta del siglo pasado. La Usina Molet por su valor  histórico y patrimonial fue transformada en el Museo de la Electricidad. Un espacio muy interesante para visitar en el recorrido de los diques.

Primera usina, en calle Tucumán de la ciudad de Córdoba (1888). Foto: Epec

Usina Casa Bamba (1897). Foto: Epec

Foto: Epec

La primera usina de la provincia de Córdoba data del año 1888. Era una pequeña instalación ubicada en la calle Tucumán de la ciudad capital. Sin embargo el verdadero desarrollo de esta actividad comenzó con el aprovechamiento del embalse de agua más grande del mundo por aquellos años: el dique San Roque, que construyeron Juan Bialet Massé y Carlos Cassaffousth en el año 1889. Aguas abajo del paredón de la majestuosa obra comenzaron a construirse las primeras obras para el aprovechamiento del agua como fuente de energía.

Casa Bamba, el primer eslabón
Córdoba fue pionera en diversas ramas industriales y de igual manera en el aprovechamiento de su potencial hidroeléctrico. El 29 de noviembre de 1897 la usina Bamba ponía en marcha las máquinas que entregaron parte de la electricidad que iluminaría a Córdoba, durante sus 67 años de funcionamiento.

El gobernador José Figueroa Alcorta (1895-1898) ponía en marcha la máquina y a viva voz afirmaba que “aquí se inicia el trabajo infatigable de los primeros agentes mecánicos de una evolución trascendental para nosotros; aquí nace la Córdoba Industrial” cronicaba el Diario Los Principios. Una frase que los hechos confirmaron en el siglo XX.

Bamba está ubicada sobre la ruta E55 en el kilómetro 16, frente al apeadero “El Payador” del Ferrocarril Central Córdoba Noroeste.

Su construcción y operación estuvo a cargo de la Córdoba Light & Power Co (Compañía Luz y Fuerza de Córdoba), que era propiedad de capitales estadounidenses y luego ingleses.

Sin duda la usina Bamba significó, en aquella época, un fenómeno importante en la vida de los cordobeses, donde la iluminación se realizaba mayormente con lámparas de aceite o gas carburo.

This photo of Museo Usina Molet is courtesy of TripAdvisor

El sueño de Alfred Molet

Nacido en Cattenières (Francia) en 1850, en 1899 Alfred Molet instaló en el actual predio de la usina una fábrica de carburo de calcio, elemento que por esos días comenzaba a utilizarse en el alumbrado. Para hacer funcionar los hornos de la fábrica, Molet necesitaba energía eléctrica. Con ese objetivo, obtuvo la concesión para generar energía con las aguas del río Suquía.

En setiembre de 1900 se habían terminado los trabajos en la represa y un año más tarde la parte hidráulica de la obra. En 1902 comenzó a funcionar la Compañía Molet de Carburo de Calcio. En 1905 y por disidencias con sus socios, Molet les vende sus acciones y abandona el directorio de la empresa.

La fábrica, con el nombre de Compañía Argentina de Carburo de Calcio, continúa sus actividades hasta el año 1909. Ese año se vendieron las instalaciones y la concesión para generar electricidad a la Compañía General de Electricidad. La producción de carburo de calcio duró sólo un año más, aunque los hornos perduraron hasta 1917 aproximadamente.

Museo Usina Molet en la actualidad. Foto: Epec

Antiguo generador. Foto: Epec

Sala de Piedra. Foto: Epec

De usina a museo

La usina Molet se mantuvo en servicio hasta 1964, aproximadamente. La nave donde estaban los antiguos hornos sirvió de taller y depósito de materiales para el mantenimiento de las líneas eléctricas de las sierras, aún después que la Central quedara fuera de servicio.

Durante la década del setenta, en vísperas al Mundial de Fútbol de 1978, se completó y pavimentó el tramo de la ruta E 55 que une a la localidad de La Calera con el Dique San Roque. Fue entonces que surgió la idea de instalar un museo de la electricidad en la vieja Usina Molet.

Esta idea recién tuvo concreción el 18 de mayo de 2005 con la inauguración del Museo Usina Molet.

En la actualidad, el museo es un excelente instrumento para la educación formal e informal, tanto para niveles iniciales como para profesionales y especialistas.

La divulgación de ideas y principios sobre la evolución de la tecnología y a la preservación del ambiente y la cultura local permite diseñar distintos recorridos, que pueden ajustarse de acuerdo al interés individual o grupal.

 

Fuente: https://web.epec.com.ar/molet/

Cómo visitar el museo

El Museo Usina Molet está ubicado sobre la Ruta Provincial E-55, Km 22 (a 2 Km del Dique San Roque) y para mayor información, los interesados pueden ingresar a la página web https://web.epec.com.ar/molet/.

Posted by in Destacado1
La Provincia revaloriza el patrimonio hídrico

La Provincia revaloriza el patrimonio hídrico

Con el fin de poner en valor el patrimonio histórico hídrico construido de la Provincia de Córdoba, la Secretaría de Recursos Hídricos del Ministerio de Servicios Públicos lleva adelante un plan de acciones de corto, mediano y largo plazo tendiente a mejorar el funcionamiento de los diques y embellecer los espacios inmediatos para que disfruten los visitantes.

Entre las principales intervenciones que se están concretando, se ha instalado cartelera informativa sobre la cuenca hídrica, las aves autóctonas de la región donde está emplazado el dique, recomendaciones y cuidados que se deben tener para evitar accidentes, e incluso información técnica del dique.

A la fecha, se han realizado estos trabajos en los diques La Falda, Portecelo, La Quebrada, El Cajón y La Viña.

Además del embellecimiento de los espacios verdes, los trabajos incluyen obras de mantenimiento y restauración para optimizar el funcionamiento de las presas. En Cruz del Eje, se repararon las compuertas y el sistema mecánico e instaló un sistema de iluminación led, convirtiendo al dique en un bello paseo nocturno.

En la misma región, en el departamento Minas se intervino el dique Pichanas, los últimos trabajos incluyeron la instalación de un sensor radar que permite medir el nivel del embalse de forma remota. Además, ya se habían ejecutado obras de mejoras en la parte edilicia y seguridad en la galería de máquinas, y se repararon las dos válvulas chorro hueco y válvulas mariposas.

En Capilla del Monte, donde está emplazado el dique El Cajón, se refuncionalizaron los elementos de maniobra, descarga y seguridad del Dique. Asimismo, se instaló un nuevo sistema de iluminación y se refaccionaron las casillas de válvulas, tableros eléctricos y barandas de protección.

A su vez, el área de Mantenimiento de la Secretaría de Recursos Hídricos junto a Patrulla del Río, trabajaron en la instalación del sistema de iluminación ornamental del coronamiento del dique San Roque, donde además se reemplazaron los tableros eléctricos.

En el dique Los Molinos, se realizó el mantenimiento del sistema eléctrico y cambiaron las luminarias a tecnología led. Los intensos trabajos en esta presa se cambiaron las válvulas e instalaron descargadores de fondo.

Por último, en el dique Pisco Huasi se repararon las compuertas de toma de riego para el canal y las de evacuación, nuevo cuenco disipador y compuertas flotantes. Lo propio se realizó con las barandas de seguridad y las escaleras del dique.

En las inmediaciones se limpiaron los márgenes e instalaron nuevas luminarias y dos torres de iluminación led en el paredón que se accionan con paneles solares.

“El plan de acción de mantenimiento y puesta en valor de los diques de Córdoba tiene como fin mantener, recuperar y poner en valor estas grandes obras que forman parte del patrimonio hídrico de Córdoba -y Argentina en su época- construidas entre los años 30 y 40. La mayoría de estos embalses representaron -y representan- grandes obras de la ingeniería argentina, fueron obras que cambiaron la vida de los cordobeses y como tal vamos a seguir trabajando para conservar su esplendor”, declaró Edgar Castelló, secretario de Recursos Hídricos de la Provincia.

La mayoría de estas obras maestras de la ingeniería que son patrimonio hídrico de Córdoba están muy cerca de la ciudad, son un excelente programa para disfrutar y conocer en familia y con amigos.

Fuente: www.cba.gov.ar

Posted by in Destacado1
El Dique que no fue

El Dique que no fue


La infografía permite deslizar el mapa para apreciar la cota del actual dique en relación a la ciudad de Villa Carlos Paz y lo que hubiera sido con el «dique que no fue».

En 1914 se insistía sobre el riesgo que era el dique para la población de Córdoba. El gobernador Cárcano designó una comisión integrada por los ingenieros González, Gavier y Duclout para que “proyecten con toda amplitud las obras de consolidación del Dique San Roque para asegurar su buen funcionamiento, y si fuera posible, un mayor embalse” . La Comisión presentó 3 proyectos. El tercero contemplaba construir un nuevo dique que duplicaba la capacidad del viejo. Este fue el proyecto aprobado por Cárcano en 1915, pero no se llegó a ejecutar. Si esto hubiera pasado, gran parte de la Villa Carlos Paz actual estaría bajo el agua.

Fuente:
DIQUE SAN ROQUE
Refuerzo y aumento de capacidad
Informe de la comisión compuesta por los ingenieros Agustin González, Daniel E. Gavier y Jorge Duclout
Febrero de 1914

Documentación provista por el historiador de Villa Carlos Paz Eldor Bertorello 

Posted by in Destacado1, Sin categoría
Amadeo Sabattini, el gobernador de los diques

Amadeo Sabattini, el gobernador de los diques

La historia de los Diques de Córdoba comienza en el siglo XIX, cuando el gobierno de la provincia de Córdoba con el fin de mitigar las crecientes y proveer de agua a la ciudad de Córdoba, en 1880 durante el gobierno de Juárez Celman, se toma la decisión de construir un dique. El ingeniero Carlos Cassaffousth es quien diseña el proyecto y junto al Dr. Bialet Massé encaran la empresa. Los estudios demoraron 3 años y en 1884 comienza su construcción. Luego de 7 años de arduo trabajo, el 8 de septiembre de 1891 quedaba inaugurado oficialmente el embalse artificial más grande del mundo en esa época.

De ahí en más una serie de obras hidráulicas fueron dando a las sierras de Córdoba una de sus características más singulares: sus diques y embalses.

Fue Amadeo Sabattini el gobernador que más hizo en este sentido. Su gestión va estar caracterizada por su principal lema: «Agua para el Norte, caminos para el Sur». Bajo este lema, crea la Dirección Provincial de Hidráulica y con ella comienza la construcción de los diques de Cruz Del Eje, La Viña, Nuevo San Roque y Los Alazanes siendo esto la base de la industrialización de Córdoba por la energía eléctrica.


Foto: www.diquesdecordoba.com.ar

Embalse del Río Tercero
Este embalse comenzó a bocetarse como idea allá por 1911, pero la Primer Guerra Mundial canceló el proyecto.

El proyecto actual fue de Santiago Enrique Fitz Simon y comenzó construirse 1927 (Gobierno de Ramón José Cárcano) y se inauguró en 1936 (Gobierno de Amadeo Sabattini).

Dique Los Molinos
Comenzó a construirse en el año 1948 y se se inauguró en octubre de 1953, durante la presidencia de Juan Domingo Perón.

De democracia a dictadura
El Dique la Quebrada comenzó a construirse el 21 de enero de 1974 bajo la gobernación de Ricardo Obregón Cano. El proyecto data de 1913, cuando se comienza a estudiar la posibilidad de aprovechar las aguas del arroyo Salsipuedes construyendo un embalse para solucional el problema del agua en la zona. Finalmente, y luego de muchas idas y venidas, planos, proyectos, financiaciones y diseños en 1974 se inician las tareas de construcción. Fue inaugurado en Julio de 1976 bajo gobierno de facto.


Foto: www.diquesdecordoba.com.ar

El Dique Compensador Piedras Moras se comenzó a construir en 1972 y fue inaugurado el 9 de noviembre de 1979.

Al dique de Cruz del Eje se le realizó una remodelación entre los años 1977 y 1980

El Dique de La Falda comenzó a construirse en 1971 y se inauguró en 1980.

El Dique el Cajón fue construido entre 1987 y 1993 durante la gestión del primer gobernador del regreso de la democracia: Eduardo César Angeloz.

El Dique Pichanas fue un proyecto de Agua y Energía de la Nación se comenzó a construir en 1966 se finalizó 12 años después en 1978

 

Fuentes: DiPAS –Gobierno de Córdoba – http://www.cordobadeantaño.com.ar/ – Wikipedia

Posted by in Destacado1
Un gran puente sobre el San Roque

Un gran puente sobre el San Roque

El gobernador Juan Schiaretti anunció en enero del 2016 un conjunto de obras viales que vincularán la Variante Costa Azul con la margen norte del lago San Roque, entre las que se destacan la construcción de un puente de 300 metros de extensión en paralelo al paredón del dique.

La concreción del proyecto facilitará la comunicación entre la ciudad de  Córdoba y las localidades del norte del Valle de Punilla, posibilitando la derivación de tránsito que se desplaza por la RN 20/38 y Villa Carlos Paz, así como de los vehículos que se trasladan por la RP E-55.

El puente contará con veredas a ambos lados para convertir la zona en un paseo turístico, con vistas panorámicas a las sierras y el lago. Como complemento, se ampliará el sector para el estacionamiento de vehículos, ya que con los nuevos atractivos se prevé mayor circulación de visitantes.

“Sin duda el ícono de la obra será el puente, que se convertirá en un atractivo turístico y estoy seguro que va ser una nueva postal de Carlos Paz y del lago San Roque”, dijo Schiaretti, quien señaló que el proyecto demandará una inversión de entre 600 y 650 millones de pesos.

La obra mejorará sustancialmente el tránsito en un sector que es la puerta de entrada a la sierras de Punilla y que en los últimos años registró un importante crecimiento poblacional.  “No podemos dejar en el principal valle turístico una ruta colapsada, es perjudicial para todos los habitantes y no ayuda al desarrollo turístico. Era hora de iniciar esta vía alternativa a la ruta 38”, remarcó.

El puente y la ampliación de la variante son el puntapié inicial del proyecto para crear otra ruta hasta La Falda, que descomprima el tránsito en la 38.  A tal fin, técnicos del Ministerio de Vivienda, Arquitectura y Obras Viales y de la universidad realizan un estudio geológico para  determinar si la futura traza continuará “por lo que llamaríamos el pie de sierra, al norte de la ruta 38, en la orilla norte del río Cosquín; o si hay que cruzar en Bialet Massé y seguir por el sur”.

Por su parte, el intendente de Carlos Paz, Estaban Avilés, celebró el trabajo con la Provincia y destacó “la actitud de quien en su momento fue candidato y hoy es Gobernador, que en campaña anunció esta obra. A nosotros nos da la tranquilidad que es un Gobernador que lo que dice lo cumple”.

En detalle

– Duplicación de calzada en el tramo ya construido entre Autopista Córdoba – Carlos Paz (RP 20/38) y el distribuidor existente en la intersección con la RP A73 (Camino de las 100 Curvas). Esto incluye la construcción de una segunda calzada paralela a la actual incorporando un separador físico central y la reconstrucción (repavimentación) de la calzada actual.

– Readecuación del Distribuidor de la intersección entre la Variante Costa Azul y la RP A73 a los fines de adaptarlo al nuevo perfil de doble calzada. Incluye principalmente la construcción de un nuevo rulo y las ramas correspondientes.

-Construcción de un tramo de doble calzada nueva en una extensión de 600 metros entre el final de la traza actual y el borde del lago San Roque.

– Construcción de un nuevo puente sobre el lago San Roque, con una longitud de unos 300 metros y ancho necesario para albergar la doble calzada y veredas peatonales.

Hasta tanto se defina el trazado para la continuidad hacia el norte del Valle de Punilla, se prevé construir del lado norte del lago San Roque una conexión con la Ruta Provincial E55.

 

Posted by in Destacado1