Dique San Roque 1891

La historia del dique más grande del mundo

Slider

"Vengo de realizar un hermoso paseo por el valle y las sierras
de San Roque... el río después de atravesar una amplia llanura
donde derrama sus crecidas en un punto dado, penetra en la
montaña de piedra por una estrecha garganta que lo aprieta y
estruja para permitirle el paso.
Allí en ese punto haremos una pared, represaremos las aguas,
Al río lo aumentaremos en millones de ríos para irrigar los
altos de Córdoba durante todo el año."

Esteban Dumesnil, en 1881, cuyo nombre real era Etienne Jules Felix Dumesnil-Poullain

Plano del primer Dique San Roque que figura en los planos del proyecto del actual paredón. Gentileza: EncuentroS Villa Carlos Paz

El proyecto

"El año 1827 se produjo una creciente colosal; aunque tres metros más baja, en el despeñadero de Santa María, que la de enero de 1888, la cual arrastró grandes moles de piedra que cerraron la quebrada, en el lugar donde ahora se ve un crestón desde el túnel del ferrocarril, las aguas se represaron, y el lago se formó por obra de la Providencia, sin intervención de doctores, de agrimensores ni de ingenieros. En el año 1831 otra gran creciente llevó las piedras, el agua volvió a correr y el lago desapareció.

De ahí, y sólo de ahí, nació la idea del dique, pues está sobre el tapete diversas veces por el Dr. Dn. Lucrecio Vázquez, por el ingeniero Thompson, por Cernucci, y otros muchos, como algo más o menos realizable, con proyectos más o menos científicos. Al final del gobierno del Dr. Dn. Miguel Juárez Celman, por indicación del ingeniero señor Dumesnil, tomando estas ideas, les dio vida y se presentó el oportuno proyecto de ley a la legislatura, que se tradujo en la sanción de 10 de julio de 1883". escribía Bialet Massé en 1895.

Si bien existió un proyecto durante el gobierno de Antonio del Viso en 1878, fue durante el gobierno de Juárez Celman donde comienza a concretarse la idea. Celman les encarga a los ingenieros Dumesnil y Cassaffousth la concreción de un proyecto para del Sistema de Riego de los Altos de la Ciudad de Córdoba que incluía la construcción de dos canales principales de riego, a cada lado de la ciudad, que serían alimentados por el Dique Derivador Mal Paso y un embalse de aguas en el Valle de San Roque. Dumesnil y Cassaffousth fueron compañeros de estudios en la École Polytechnique de París y ambos discípulos de Gustave Eiffel.

La Primera Argentina

Es aquí cuando aparece otro protagonista fundamental de esta historia: el médico Catalán Juan Bialet Massé. Había llegado a la Argentina en 1873, y su espíritu inquieto y emprendedor lo llevó a realizar diversos proyectos en distintos lugares del país. En abril de 1884 compra un terreno en las proximidades de la localidad que hoy lleva su nombre para allí instalar una fábrica de cales y cementos: La Primera Argentina.  Experimentando con estas cales, descubre que se endurecían en presencia de agua. Estas ya habían sido utilizadas por los Jesuitas para la construcción de sus estancias de Alta Gracia, Jesús María y Santa Catalina.

La producción local suponía un abaratamiento sustancial a los costos de construcción con un material de calidad nacional en lugar del importado desde Inglaterra.

Asociado con Dumesnil encaran la construcción de la primera obra del Sistema, la presa derivadora Mal Paso. Esta obra fue seguida de cerca por Cassaffousth, ya que era la prueba piloto de las cales que se utilizarían en la construcción del dique mayor.

Fotografía: http://www.bialetmasse.com/museobialetmasse/monumento_historico.htm

Obreros en la construcción del primer Dique San Roque. Córdoba, 1887, por Jorge Pilcher. https://www.lanacion.com.ar/cultura/en-fotos-volver-raices-nid2386042/

Los empresarios don Félix Funes (izq.) y el Dr. Juan Bialet Masset (der.) al fondo de un grupo de operarios "criollos". Fuente: Historia del Dique San Roque de Luis R. Frías

La construcción

El proyecto presentado del primer dique de Sudamérica definía el lugar del paredón a “3450 metros más abajo de la junta de los ríos Cosquín y San Roque”. El contrato que daba comienzo a la construcción del dique se firmó el 21 de octubre de 1886.

La construcción del embalse comenzó ese año y finalizó en 1889. El proyecto estuvo a cargo del ingeniero Cassaffousth y la construcción por los empresarios Bialet Massé y Felix Funes.

Todo este movimiento de actores se daba en un escenario político provincial y nacional complicado. De la mano de su concuñado Julio A. Roca, y de Carlos Pellegrini, que fuera su vicepresidente, en Octubre de 1886, Miguel Juárez Celman, alcanza la presidencia de la nación en medio de serias acusaciones de fraude, y en Córdoba, asume como gobernador, Gregorio Gavier, quien aprueba los planos de construcción del dique. Juárez Celman le sugiere a Bialet Massé, asociarse con Felix Funes y crean la sociedad Funes, Bialet Massé & Cía. Funes era cuñado de Julio A. Roca y de Juárez Celman, quizás ahí se entienda la “sugerencia” ya que el tal Funes no tenía ningún antecedente ni experiencia comercial ni empresarial.  Cassaffousth también terminó asociado con Bialet Massé a sugerencia del presidente Celman.